Fotografía Documental de Boda | Jose Luis de Lara

Para clientes

Cómo trabajo el día de la boda

Previo a la boda y a la firma de contrato, normalmente tenemos 2 reuniones, bien en el estudio, bien por Skype o cualquier medio que permita comunicarnos si estamos en ciudades diferentes.

Una vez que llegamos a un acuerdo firmamos un contrato donde se refleja lo contratado: productos, precios, tiempos y todos los detalles a tener en cuenta.

Si queréis sesión preboda, nos volvemos a ver unos meses antes para la sesión.

Unas semanas antes de la boda os envío un cuestionario con una serie de preguntas para hacer el planning de la boda: direcciones, horarios y todas las cosas a tener en cuenta y que habéis pensado para ese día. Me gusta que me habléis de todos los detalles para así tenerlos en cuenta el día de la boda, tanto de organización, decoración, invitados, etc..

Y el día de la boda siempre voy con 2 cámaras, varios objetivos y un montón de pilas, baterías, cargadores y demás artilugios.

Me gusta empezar en casa de los novios. Es una primera toma de contacto con la familia y en la iglesia no soy un desconocido. Me ha dado tiempo a saber quién son los padres, hermanos, amigos más importantes. Toda esta información es importante a la hora de realizar el reportaje.

Hay casos en los que alguno de la pareja no quiere que vaya a su casa: por tiempo, por nervios, por la cantidad de gente que habrá…..No hay problema.

Me gusta estar cerca de la gente, hablar con los invitados, sentirme uno más y disfrutar como el que más. Si los invitados me piden fotos se las haré y si me quieren escribir les pasaré por mail su foto. Por supuesto, sin coste ninguno!

Intento pasar desapercibido. No suelo utilizar flash durante todo el día. Ni siquiera en la ceremonia porque considero que es un elemento de distracción y puede romper el encanto del momento y la luz ambiente de la iglesia.

Durante la comida no me gusta sacar fotos. Aprovecho para repasar el trabajo que llevamos, cargar baterías y comer algo. Normalmente a los postres vuelvo porque ya hay de nuevo movimiento: saludos, regalos, etc..

Y en el baile me suelo quedar unos 30 – 40 min. Y si hay mojitos de por medio es posible que me quede hasta el final.

Al día siguiente de la boda descargo las imágenes, hago 2 copias de seguridad y voy a comer a casa de mi abuela, que le encanta que le cuente como fue la boda, cómo iba la novia, los invitados….

Contratar al fotógrafo de tu boda

A continuación indico algunas cosas en las que os tenéis que fijar para contratar a vuestro fotógrafo:

Que exista. Es decir, que metáis su nombre en Google, aparezca en muchos sitios, podáis ver trabajos suyos a través de la red y quedar con él para ponerle cara.

Que exista feeling. Es decir, que cuando os conozcáis os caigáis bien. Es muy importante que os sintáis a gusto con él porque en los meses previos hablaréis con él, le transmitiréis muchas ideas, en definitiva, formaréis equipo.

Que tenga estudio. Hoy en día hay mucha gente que trabaja a tiempo parcial en las bodas o que monta una web de fotografía de bodas para sacarse un sobresueldo y trabaja directamente desde su casa quedando con los novios en una cafetería o en las casas de los novios. Conviene que el fotógrafo que contratéis tenga un estudio para que en caso de que haya algún problema tengáis un sitio donde reclamar.

Que tenga una web o un blog. Y que tenga colgadas varias bodas. No vale solo con enseñar las 30 ó 40 mejores fotografías. A la hora de decidiros por uno u otro conviene que veáis varias bodas enteras realizadas por el fotógrafo.

Cuidado con las agencias. Hay muchas agencias de fotografía que os enseñan los mejores trabajos de los fotógrafos que han pasado por allí en varias temporadas y luego envían a vuestra a boda a otro fotógrafo que nada tiene que ver con el estilo de fotografía que habéis visto.
Hay otras agencias que os presentan a los fotógrafos que trabajan actualmente allí y enseñan su trabajo. En esas sí podéis confiar.

Que sea profesional. En mi caso y en el de muchos otros compañeros fotógrafos, continuamente nos estamos formando con asistencias a cursos y conferencias, siguiendo a fotógrafos y blogs de fotografía de todo el mundo, en definitiva, reclinándonos, aprendiendo continuamente y puestos al día tanto de tendencias como materiales.
Y por supuesto, dados de alta en la S.S., Hacienda y asegurado. De esta forma, si surgiera cualquier problema podríais reclamar legalmente.